1 Comment

  1. Martha Isabel Jiménez Márquez
    abril 22, 2019 @ 9:10 pm

    Yo lo hice con mis hijos y fue formidable. Elegí lo que quería que aprendieran, dándole una alta prioridad a lo espiritual. Horarios, actividades, descansos, métodos, iban en función de las necesidades de la familia. Realizamos muchos paseos de aprendizaje. Practicaron muchas habilidades realizando un trabajo en los negocios familiares y aprendieron su manejo. Tomaron clases extracurriculares de arte, inglés y deporte, aunque también practicábamos música e inglés en casa. Aprendieron a resolver problemas y a convivir con gente de todas las edades. Fue una de las mejores decisiones que pude tomar en la vida.

    Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *